Publicado el

Cómo arreglar los reinicios de los Galaxy S8 en Android Oreo

Hace unos días nos enterábamos de que Samsung había decidido parar la actualización a Android Oreo de sus Galaxy S8 y S8+. Aunque al principio la compañía no explicó los motivos de la paralización, posteriormente explicaron que algunos usuarios estaban sufriendo reinicios, hasta el punto de que algunos de los dispositivos estaban atrapados en un bucle, haciéndolos inservibles. A continuación, os traemos dos posibles soluciones para los reinicios de los Galaxy S8 y el Galaxy S8+, por si os puede servir a alguno de vosotros mientras no llega la nueva actualización.
Soluciona los reinicios de los Galaxy S8 borrando el Dalvik Cache
Podríamos decir que este primer método es el menos agresivo de los dos, porque borrando el Dalvik Cache no eliminaremos los datos y aplicaciones que estén en nuestros Galaxy S8 o S8+. Según desveló Samsung, algunos de los usuarios que lograron actualizar a AndroidOreo antes de parar la actualización han estado sufriendo reinicios aleatorios. En los casos más graves, algunos Galaxy S8 han entrado en un bucle de reinicios, lo que hace imposible acceder a ninguna función del teléfono. En este segundo caso, lo más recomendable es probar directamente con la segunda solución.

Para poder borrar el Dalvik Cache, que es un espacio temporal que Java utiliza para ejecutar aplicaciones, debemos acceder al Recovery del Samsung Galaxy S8. En primer lugar, para entrar en el modo Recovery hay que apagar el teléfono. Ahora, para encenderlo, pulsa y mantén el botón Bixby y el botón de subir volumen; sin soltarlos, ahora pulsa el botón de encender y mantén los tres pulsados hasta que aparezca las palabras Samsung Galaxy S8 o Galaxy S8+, dependiendo de tu modelo. En ese momento, ya puedes soltarlos. Ahora tendrás que esperar unos segundos y, tras algunos mensajes en pantalla, ya estarás en el Recovery. Para navegar por las diferentes opciones, se utilizan los botones de subir y bajar volumen. Selecciona la opción Wipe cache partition y confirma con el botón de encendido. El dispositivo se reiniciará (puede tardar un poco más de lo normal). Si aún no te funciona, prueba el segundo método.
Restaura tu Galaxy S8 para arreglar los reinicios
Si tu teléfono no está en un bucle de reinicios y, por tanto, aún puedes acceder a las funciones de tu teléfono, es posible que quieras hacer una copia de seguridad de tus datos y aplicaciones, porque con este método se borrará todo.
Nuevamente, tenemos que entrar en el Recovery del Galaxy S8, de la misma forma que ya hemos explicado más arriba. En este caso, la opción que debemos escoger es la que pone Wipe Data/Factory Reset. Al igual que en el caso anterior, acepta con el botón de encendido. Como el nombre de la opción indica, se eliminarán todos los datos y aplicaciones y se restablecerá el teléfono, por lo que perderás todo aquello que no hayas guardado (aunque si ya no podías acceder, no te supondrá ningún problema).

Si tampoco te funciona este método y sigues en un bucle de reinicios, contacta con Samsung para llevar el teléfono al servicio técnico más cercano. Si no estás en un bucle de reinicios pero no quieres lleva el teléfono a un técnico de la compañía, deberás esperar a que Samsung lance la nueva actualización.

Deja un comentario